Queridos clásicos, pero… ¿qué os hemos hecho?

En un excelente artículo titulado ‘La injusticia de ser un 600’ publicado en la web www.recambioclasico.com (uno de cuyos fragmentos reproduzco más abajo), se ven reflejadas (y compartidas) las inquietudes que muchos de nosotros hemos tenido con respecto a despojar a un vehículo de toda su originalidad, hasta acabar despojándole de su condición de clásico.

En sus líneas se reflexiona en concreto sobre el 600 y las aberraciones que se han llegado a hacer con muchos de ellos, pero se puede exportar a cualquier clásico caído en desgracia, bien por su escaso valor histórico (algo siempre discutible), bien por su denominación de ‘clásico popular’, adjetivo este que parece colocar a los vehículos así clasificados como de segunda e incluso tercera división.

También los Capris han soportado la degradación del paso del tiempo, unas veces por mala conservación y abandono, pero otras muchas acelerada directamente por propietarios poco discretos. Siempre he defendido que, al margen de lo que puedan decidir los dueños con el destino de sus coches, las entidades que se dedican agrupar vehículos clásicos (clubes, asociaciones, etc, etc, con sus directivas a la cabeza), están para dar a conocer cómo era un vehículo de orígen, y difundir esa imágen entre los asociados y el aficionado en general. Ese es el verdadero fin que deberían tener los clubes y asociaciones de clásicos.

Nada más… y nada menos.

(Insisto en la lectura íntegra del artículo. No tiene desperdicio)

________________________________________________________________________________________________________

‘Recuerdo que en una concentración de carácter mensual abierta a todo tipo de vehículos clásicos, donde en más de una ocasión ha aparecido un Seiscientos que parece sacado de un tíovivo. El dueño suele abrir el capó para que los asistentes “admiren” su motor. La verdad que no tiene desperdicio porque es increíble ver cómo se puede “ornamentar” un motor. Tiene hasta una imagen de una Virgen. Un gran aficionado a los clásicos populares que estaba observándolo atónito conmigo, me comentó: “Si yo fuera el ingeniero dela ITVcogía la ficha técnica y se la quemaba en la cara del dueño para decirle: Tú coche ya no existe administrativamente, ahora para lo que te sirve es para montarlo en el tíovivo”. Bromas aparte me pregunto yo qué pasa a la hora de pasar la dichosa ITV con todas esas preparaciones. La última vez que paséla ITVa mi 600 tuve que medio suplicar que no me pusieran falta grave por una mala compensación de los frenos delanteros, que superaban ese 33% máximo que te permiten, a causa de la inactividad.’

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Temas Generales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s